Es muy importante crear una buena rutina de salud bucal desde que los niños son bebés. A continuación, te explicamos nuestros 10 mejores consejos de salud bucal para bebés y niños pequeños, que te ayudarán a garantizar que desarrollen sonrisas bonitas y sanas. Y si bien es cierto, llevarlos a controles dentales puede ser un poco complicado, existe el servicio de odontología a domicilio que podría ser muy conveniente para ellos.

La lactancia materna es lo mejor para los bebés

Durante los primeros 6 meses de vida de tu bebé, la leche materna o la fórmula infantil le proporcionan todo el alimento que necesita. Una vez que tu bebé haya terminado de alimentarse, es importante retirarle el pecho o el biberón.

No duermas a tu bebé con el biberón

Cuando los bebés se duermen con un biberón, parte de la leche se queda en su boca y en sus dientes. Como esto puede provocar caries, y también aumentar el riesgo de atragantamiento e infección de oído, se recomienda que no se lleven el biberón a la cama.

Introducir el vaso a partir de los 6 meses

Entre los 6 y los 12 meses, tu bebé puede pasar de beber del biberón a la taza. De hecho, cuando los niños pequeños alcanzan los 12 meses, sólo deben beber en taza.

El agua es la mejor bebida para tu hijo

El agua debe ser la bebida preferida de tu hijo, asegurándote de que bebe agua del grifo durante todo el día. Para los bebés menores de 12 meses, el agua del grifo debe hervirse y enfriarse antes de beberla.

El agua del grifo de Shepparton y de la mayor parte de Victoria está fluorada, lo que ayuda a proteger los dientes de la caries. En cambio, la mayoría del agua embotellada que se compra en las tiendas no contiene flúor.

La leche sola también es una opción de bebida saludable

La leche es una buena fuente de calcio que ayuda a que los dientes estén fuertes y sanos. Mientras que los bebés menores de 12 meses deben tomar leche materna o de fórmula, los niños de 1 a 2 años pueden tomar leche de vaca entera.

A partir de los 2 años, la leche baja en grasa es adecuada. Hay que tener en cuenta que la leche aromatizada puede tener azúcar añadido, lo que puede provocar caries.

Los bebés y niños pequeños no necesitan zumos de frutas ni bebidas dulces

Los zumos de fruta y las bebidas dulces pueden provocar caries y no se recomiendan para los niños menores de 12 meses. Es importante tener en cuenta que los zumos de fruta “sin azúcares añadidos” siguen conteniendo azúcar natural, que también puede provocar caries. Además, los refrescos dietéticos contienen ácidos que también pueden dañar los dientes.

Las bebidas dulces que deben evitarse son los refrescos, los zumos de frutas, las bebidas deportivas, los cordiales, las bebidas de té, las bebidas de frutas y las bebidas energéticas.

Las comidas y los tentempiés saludables son importantes para tener unos dientes sanos

A partir de los 12 meses de edad, los niños deberían disfrutar de una amplia variedad de alimentos saludables, similar a la dieta del resto de la familia. Ellos aprenden sobre la alimentación observando a sus padres y a otros miembros de la familia, por lo que es importante dar un buen ejemplo y crear hábitos saludables.

Otro dato interesante es que los bebés no tienen preferencia por lo dulce. Con muchos alimentos comunes que contienen azúcar, en realidad es algo a lo que se acostumbran cuando consumen alimentos y bebidas dulces con regularidad.

Empieza a limpiar los dientes de tu bebé cuando aparezcan

Cuando le salgan los dientes a tu bebé, puedes empezar a limpiarlos limpiándolos con un paño suave o cepillándolos con un pequeño cepillo de dientes y agua. A los 18 meses, puedes empezar a utilizar una cantidad del tamaño de un guisante de pasta de dientes baja en flúor para cepillar los dientes de tu hijo. Asegúrate de que escupe la pasta de dientes después del cepillado, pero no la enjuagues.

Los niños necesitarán que un adulto les ayude a cepillarse los dientes y las encías dos veces al día hasta que cumplan 7 u 8 años.

Reserva una cita para una evaluación de la salud bucodental de tu hijo a los 2 años o antes

La primera evaluación de la salud bucodental de tu hijo puede ser realizada por un dentista, un profesional de la salud bucodental, una enfermera de salud infantil o un médico. Empezar a hacer revisiones periódicas a partir de los 2 años de edad permite identificar a tiempo cualquier problema dental y tratarlo en sus primeras fases. Póngase en contacto con Knight Street Dentists, Shepparton, para concertar una cita.

La salud bucodental es importante para toda la familia

Los bebés no nacen con las bacterias que causan la caries. ¿Sabías que a menudo los padres y cuidadores transmiten esta bacteria a los bebés? Para ayudar a prevenirlo, recomendamos que

  • Todos los miembros de la familia se cepillen los dientes dos veces al día con su propio cepillo.
  • Todos (incluidas las mujeres embarazadas) se sometan a una revisión dental periódica para poder tratar a tiempo cualquier caries.
  • Intenta evitar poner en la boca de tu bebé cualquier cosa que haya estado en tu boca. Por ejemplo, compartir cucharas o chupetes de limpieza metiéndoselos en la boca.
Categorías: Odontología